Opinión

Cómo tomo el Ganoderma

Cómo tengo que tomar el Ganoderma

El Ganoderma o Reishi como todos sabemos no es un medicamento, es un aporte nutritivo con unas propiedades para nuestra salud desconocida para mucha gente, pero que ya en oriente lo utilizaban hace miles de años aunque de una forma empírica.

Hasta los años 70 que se consiguió su cultivo, el Ganoderma Lucidum sólo estaba al alcance de unos pocos. Desde que tenemos la posibilidad de cultivar el Ganoderma, su uso se ha extendido por todo el mundo. Por sus propiedades organolépticas, su textura y sobre todo por su sabor extremadamente amargo, su consumo se hace sobre todo en infusiones o lo que es más común: como café, té o chocolate. También lo podemos encontrar en “pastillas”, si bien las grandes empresas prefieren integrarlo en nuestra dieta en las formas antes descritas.

Sigue leyendo

Sánchez Dragó y el Ganoderma (Reishi)

Dr Juan Ruiz | Sánchez Dragó

No deja de ser curioso, que el popular y polifacético escritor Sánchez Dragó, escriba con tanto ardor recomendando el Ganoderma, si bien el prefiere utilizar la terminología japonesa de Reishi. El que personajes populares, como Sánches Dragó, demuestre esta veneración por el GL, debe de alegrarnos a los que intentamos difundir las propiedades beneficiosas del apreciado hongo, por encima de nuestra opinión sobre el polémico escritor.

Aquí os dejo el enlace al artículo.

http://bit.ly/x4ST6m

Vídeo de Sánchez Dragó entrevistado en EL Hormiguero por Pablo Motos, en el que el popular presentador reconoció que el tomaba el Ganoderma por recomendación de su amigo, el también popular actor Imanol Arias y en el que decía que una rinitis alérgica que padecía desde hacía 40 años, le había desaparecido.

Aquí tenéis un resumen de dicha entrevista:

Cambian los hábitos alimenticios…

Antes de los años 90, en nuestro país, todo el mundo se preocupaba, a la hora de la compra, que los productos fuesen lo más fiable posible, eran los tiempos  de las “marcas“.Si comprábamos galletas, yogur, café, pan de molde, leche, etc. tenían que ser de determinadas marcas comerciales. Ellas “garantizaban” con su nombre la fiabilidad del producto.

Dr Juan Ruiz | Alimentación |

Sigue leyendo