Ganoderma e Hígado

Hígado: Ganoderma y sus propiedades hepatoprotectoras.

Entre las propiedades demostradas en los estudios experimentales del Ganoderma Lucidum destacan las hepatoprotectoras.

Tradicionalmente ya se ingería la infusión del carpóforo para el tratamiento de la hepatitis.

Los Triterpenoides son los responsables de esta acción hepatoprotectora del hígado.

Estas conclusiones las podemos encontrar en el artículo que el Dr Jose Luis Rios-Cañavate publicó en la revista fitoterapia3. Otros autores han estudiado también el papel hepatoprotector del Ganoderma Lucidum:

Sudheesh NP et al,1 en su estudio concluyeron que el Ganoderma L. protege el hígado del estrés oxidativo mitocondrial y mejoraba la actividad de la cadena de transporte electrónico, tras un ensayo de laboratorio en el que se intoxicaba a ratones con tetracloruro de carbono. Los hallazgos sugieren que el efecto protector de G. lucidum contra el daño hepático podría estar mediado por aminorar el estrés oxidativo, la restauración de la actividad de las enzimas mitocondriales y potenciar la  membrana.

Y Li et al,2 investigaron la actividad anti-virus de hepatitis B y la actividad hepatoprotectora que tenía un caldo de fermentación de Ganoderma lucidum.

Sigue leyendo